Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Tapas de El Gráfico’

La verdad

“Diego vení a sacarnos las papas del fuego”, si esa no fue la frase textual de Alfio Basile hacia Maradona pega en el palo. Argentina venía de una estrepitosa derrota ante Colombia en el Monumental por 5 a 0, en donde cada gol de Faustino Asprilla o Freddy Rincón parecía ser una puñalada al corazón de cada argentino. El equipo del ex defensor de Racing, en la década del ’60, debía ir a un repechaje con Australia para disputarse la clasificación al Mundial de Estados Unidos y Maradona volvió para apagar el incendio.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

bianchitapaelgraficoEs, para mí, el mejor entrenador que tuvo Boca Juniors en su historia. Lo ganó todo y su capacidad como estratega quedó impresa para siempre. Me gusta que ocupe el cargo de manager, porque la marca Carlos Bianchi es sinónimo de eficiencia, transparencia y destacados valores morales. Por eso, rastreando entre las tapas de El Gráfico, me llamó la atención y me recordó amargamente la sensación que experimenté cuando, en el 2001, decidió irse por primera vez del banco de Boca, al no renovar su vínculo -el famoso plantón a Macri en la conferencia de prensa-. Se iba el hombre que, como entrenador, refundó a Boca, le devolvió la prosapia ganadora, conquistó América dos años seguidos y me brindó la mayor alegría futbolera de mi vida: batir al Real Madrid, en Japón, por la Intercontinental. Prometía volver. Y lo hizo, para volver a acrecentar los lauros.

Read Full Post »

49f397d9e0307_300x400

El que ven en imagen es, para mí, uno de los mejores jugadores que tuvo River Plate en su historia. “El Príncipe”, “el uruguayo”, simplemente Enzo Francescoli, ese nombre que tantas emociones le dio a los hinchas Millonarios con su incomparable talento. Alguien que me hacía gritar con sus goles y deleitarme con su juego.

Por eso mísmo, buscando entre las tapas de El Gráfico, encontré ésta que me hizo recordar cuando, en aquella tarde-noche de agosto de 1999, se despedía ante un Monumental colmado de personas y numerosas banderas, agredeciendoles por el cariño que le brindaron durante todos esos años que jugó en la institución. Ese adíos me dio mucha tristeza, porque se iba el hombre que supo ganar todo con River, logró tres campeonatos locales en forma consecutiva (Apertura ’96, Clausura y Apertura ’97) y hasta se dio el lujo de conquistar la tan recordada Copa Libertadores de 1996, algo que nunca se borrará de mi memoria.

El Enzo es, sin dudas, el ídolo de mi infancia, me acuerdo cuando recién comenzaba mirar a fútbol -a los 7 años mas o menos- y lo veía jugar por el televisor de mi casa. Me gustaba su técnica y capacidad de convertir goles hasta en los momentos más díficiles, en que el equipo necesitaba la apariciób de una figura como él. A veces me dan ganas de volver a verlo jugar con la camiseta del Millo, pero sé que nunca voy a olvidar la imagen de su juego.

Read Full Post »